CASA ÁNGEL

Dirección: Carrera 50 # 63 – 29

EL HONOR DE LOS CABALLEROS

 

Gabriel Ángel fue el hijo mayor de Alejandro Ángel Londoño y María Josefa Escobar Jaramillo. Nació en Sonsón en 1.886 y realizó estudios en Estados Unidos y Europa. Una vez terminados sus estudios y ya de regreso en Colombia fue la mano derecha de su padre durante 14 años. Trabajó como socio en varios negocios familiares, algunos como Alejandro Ángel e Hijos S.A. y Almacenes Ángel S.A. También, forjó diferentes empresas, siendo uno de los empresarios más importantes en la primera mitad del siglo XX y ocupando cargos destacados en la junta directiva de la Compañía Colombiana de Tabaco, La Compañía Antioqueña de Transportes, Compañía Nacional de Chocolates, Manufacturas Caribú, Cine Colombia Corporativo, entre otras. En temas de educación, fue uno de los precursores de la creación de la Escuela de Administración y Finanzas de Universidad EAFIT.

En Medellín, administró varias propiedades de tapia en el centro de la ciudad, algunas localizadas en la Playa, Junín y una casa esplendorosa en Prado considerada de las más grandes y suntuosas del barrio, hoy conocida como “La Casa Ángel”, construida por la firma H y M Rodríguez, en toda la carrera Palacé, diagonal a la Iglesia del Espíritu Santo; una capilla que, ayudó a construir en compañía de sus vecinos y la comunidad, quienes donaron sus charolas, copas, bandejas y anillos para crear los órganos litúrgicos como el sagrario y la custodia. 

Durante sus viajes, residió en muchos lugares, pero ningún añoro tanto como su casa de Prado, con techos altos y salones amplios que tiene relieves de madera y vitrales medievales que imitaban las ventanas de Catedrales Góticas, balcones al interior y uno que da hacia el exterior de la casa en forma de “L” donde Gabriel, disfrutaba leer del periódico en las mañanas, y desde cual observaba el espesor de los árboles y los guayacanes que asomaban sus copas sobre los techos de las casas grandes, testigas silenciosas de sus lecturas.

Fue devoto de la Virgen de las Mercedes, a quien se encomendó para lograr el éxito en los negocios de su padre, en especial el de la trilladora de Café, la empresa favorita de Don Alejandro, conocida como Ángel, López & Cía, ubicada en Carabobo, donde se tuvo la primera trilladora manual de la ciudad. 

Ángel, López & Cía se convirtió para 1.930, en la exportadora más sólida de café, con 21 trilladoras en Medellín y oficinas en Manizales, Bogotá, Tumaco, Girardot, Honda y la primera oficina de café en New York; en donde se vendía un café Excelso suave producido en Antioquia, cuya marca era “Café Medellín”.

El café no siempre fue un negocio rentable, al principio fue de los más difíciles de sobrellevar, en tiempos donde la sequía del río Magdalena, y la movilización de carga era bastante difícil. Situación que puso en peligro la economía de las casas productoras del país, que no alcanzaban a cumplir con los tiempos de entrega del café, caso que también afectó a la trilladora de los Ángel, con la ventaja de que esta, era representada por Gabriel, un “caballero honorable” que tenía poder de palabra y la garantía de ser socio de los comerciantes con mayor reputación de la región, como su padre.

Ser comerciante y el segundo al mando de la familia Ángel fue un peso significativo para el joven empresario, quien temía decepcionar a su padre o comprometer su salud frente malas o apresuradas decisiones, Don Alejandro era el segundo hombre más rico de Colombia para 1.934 y era para Gabriel, una imagen que recalcó el éxito y el orgullo de lo que significa ser un verdadero caballero; un modelo a seguir al que promete su lealtad y convicción.

Así lo demuestra en una de las cartas que Gabriel escribe desde New York a su padre por cable, contándole sobre del estado de los negocios, pero más de su estado emocional, de lo difícil que ha sido sobrellevar la exportación de café, expresando que: “desgraciadamente a mí se me viene encima todo lo de las oficinas, todo el mundo quiere que yo lo resuelva sus problemas, y yo me voy volviendo como tronco de caucho, perfectamente fruncido, sin saber qué decir (…)”.

Ser reconocido como un caballero tenía sus ventajas, pero también representaba una gran responsabilidad, con códigos de conducta estrictos y de comportamientos moralmente aceptados por la Iglesia y la Sociedad; título que llevó a cuestas Gabriel siguiendo los pasos de su padre.

Además de los negocios, Gabriel tuvo una numerosa familia con Ana María Villa Restrepo, en su casa de Prado y a la que vuelve años después de retirarse del comercio a sus 80 años, al dejar todo en manos de sus herederos. Tras la muerte de Gabriel, sus restos son llevados con al Mausoleo Familia en el Cementerio de San Pedro, su hija Isabel se queda viviendo en la casa. Isabel Ángel nunca se casó y tampoco tuvo hijos propios, pero acogió a varios ciclistas cuando estaban empezando su carrera como Ramón Hoyos y a Cochise Rodríguez a quienes recibían en su casa; así como los había acogió en un principio su padre.

Entre los ciclistas Isabel fue conocida como la “Hada madrina del ciclismo”, su padre, también tenía especial cariño por este deporte, al que apoyó con Caribú, donde conoció a Martín Emilio Rodríguez “Cochise” como despachador de la empresa, a quien más tarde apadrina. 

Después de que Isabel Ángel deja la casa, esta pierde su uso familiar y se convierte en una sede institucional o de servicios, como el Instituto Bienestar Familiar que funciona allí hasta 2018; a partir de este año, regresa a la casa, el aroma suave del café  que volvería con la Fundación Oro Molido (fundación de café) quien adquiere la propiedad para hacer de este lugar un centro cultural y turístico, enfocado a la nueva visión que se está consolidando sobre el barrio Prado, como lugar de memoria y patrimonio.

Este mismo año, la casa hizo parte del plan expositivo que conmemoraba las obras construidas por la firma HM Rodríguez en la ciudad. Dicho plan expositivo se realizó a través de rutas en las cuales se visitaban construcciones que tenía en su fachada el monograma de la firma Horacio Marino Rodríguez y hermanos.

Alannnath Ocampo Molina.

Bibliografía

  • Vélez, Olga Eugenia y Cordoba, Beatriz Yaneth (2016). De Arriero en Sonsón a comerciante en la gran manzana:  Alejandro Ángel Londoño pionero de la industrialización antioqueña. Valoración del Fondo Familia Ángel Londoño (FAL). Trabajo para optar al título de Historiadoras. Universidad de Antioquia.
  • Sala de Patrimonio Documental EAFIT (Medellín), Fondo FAL, Carpeta N 3. Folio 77. 
  • Oficina  De Registro de Instrumentos Público de Medellín Norte (2019). Certificado de Tradición matricula Inmobiliaria. No. 01N- 132833.
  • Cochise, recuperado de  https://www.gonzaloarango.com/ideas/cochise.html
  • Entrevistas realizadas a  Ricardo Mejía, ex habitante del barrio y el historiador Juan Camilo Escobar (2019).

Picture

Gabriel Ángel Escobar recibe la casa como aporte de Inversiones Industriales Limitada, allí vive con su esposa Ana Villa Restrepo y sus hijos: Gabriel Ángel Villa, Ricardo Angel Villa, Maria Teresa Angel Villa, Isabel Angel Villa, Mercedes Angel Villa,Magdalena Angel Villa y Carlos Angel Villa.

1953

Picture

La hija de Gabriel compra la casa a Inversiones Las Mercedes antes Inversiones Industriales.

1976

Picture

Mercedes Ángel Villa transfiere la casa a Marie Madeleine Solange Jacqueline por sucesión.

1994

Picture

Marie Madeleine Solange Jacqueline vende la casa al Instituto de Alta Tecnología Médica de Antioquia S.A. “IATM”.

1996

Picture

Instituto de Alta Tecnología Médica de Antioquia S.A. “IATM” Vende la casa a Almacenes Atleta LTDA.

1998

Picture

La Sociedad Atleta Llantas S.A. antes Almacenes Atleta LTDA vende la casa a Inversiones El Rosal S.A. en liquidación.

2006

Picture

Inversiones El Rosal S.A. en liquidación traspasa la propiedad a Inversiones Rosales S.A. Luego esta cambia a Inversiones Rosales Cinco S.A.

2007

Picture

Inversiones Rosales Cinco S.A. alquila la propiedad al Municipio de Medellín, la Alcaldía monta allí una sede el Instituto Bienestar Familiar hasta 2017.

2013

Picture

Inversiones Rosales Cinco S.A vende la casa a Duco Colombia S.A.S

2018

PLATAFORMA CÉNTRICO