CASA DEL PROTOCOLO

Dirección: Carrera 50 # 62 – 45

UN CASTILLO PARA EL ALCALDE

La casa del Protocolo, blanca y con su particular torre que la hace ver como un pequeño castillo medieval, fue mandada a construir en el año 1937 por el industrial Jesús Mora Carrasquilla, quien la adecuo a su gusto para habitarla luego con su familia. Jesús Mora, quien tenía el título de Caballero Templario perteneció a varias juntas directivas de la ciudad; entre ellas la Junta Directiva del Hospital San Vicente de Paul. Fue además uno de los fundadores de la Universidad Pontificia Bolivariana y de la Universidad de Medellín. También fue el gestor de empresas representativas para el desarrollo del país como la Arrocera Central, Tejicóndor, Cementos del Valle, Consorcio de Cervecerías Bavaria y Harinera Antioqueña. A finales de la década del cincuenta, muere la señora Delia De la Hoz, esposa de Jesús Mora. Durante los tres primeros años de la década siguiente, el castillo sobre Palacé deja de albergar a la familia Mora-De la Hoz. Los hijos ya crecidos y convertidos en profesionales habían iniciado su destino. Viudo y sin la compañía de sus hijos, el señor Jesús Mora Carrasquilla encontraba su pequeño palacio demasiado grande y lleno de recuerdos y ausencias, decide entonces ponerlo en venta.

En el año 1963, en un negocio de caballeros donde se confió más en la palabra que en el dinero contante y sonante, Jesús Mora Carrasquilla vende la casa al señor Julio Santamaria, quien la ocupa con su esposa y doce hijos. Don Julio Santamaria había conocido la casa un viernes por la tarde a mediados de febrero de ese mismo año, fue de todo su gusto en cuanto la vio. Al día siguiente de haber
visto la casa por primera vez, ya estaba organizando los enceres para la mudanza junto a su familia. Esa mudanza se efectuó entre el sábado por la tarde y domingo en la mañana. No había de por medio ningún documento, ni pago adelantado hasta entonces. Monseñor Armando Santamaria Ortiz, hijo de Julio Santamaria recuerda:

“Era fin de semana y no había notarias abiertas. Sin embargo, don Jesús Mora insistió que la ocupáramos sin adelanto de dinero ni papeles. Al lunes, ya sin haber firmado escritura ni nada, estaba mi familia viviendo ahí. A la semana siguiente ya se había cancelado el valor de la casa y los papeles estaban en regla. Fue un pacto de palabra entre dos honorables caballeros. La casa la conservamos
nosotros, mi papá murió en el año 1968. Mi padre disfrutó la casa más o menos seis años, mi mamá si quedo más tiempo, ella murió en 1986 y cuando mi mamá murió ya todos estaban organizados en sus casas con sus matrimonios, yo sacerdote en mi ministerio y una hermana religiosa en su oficio como rectora de un colegio, entonces la casa se puso en venta porque no la necesitábamos, todos
estábamos organizados”.

El castillo de la calle Palacé había pertenecido a dos familias reconocidas de Medellín. Pese a ello, era una casa sin nada sorprendente más que la singularidad de su atractiva fachada, y la historia de los importantes personajes que la habitaron. Todo cambiaría cuando en mayo de 1990, la casa es vendida al Municipio de Medellín. El municipio compra el inmueble para vivienda del alcalde de la ciudad y los actos de representación de sus funciones. El primer alcalde en habitar la casa fue Sergio Fajardo Valderrama entre el periodo 2004- 2007. La ocupación de la casa por parte de Sergio Valderrama produjo malestar en algunos sectores y desencadeno una demanda en su contra por parte del abogado Luis Fernando Hernández, quien interpuso una acción popular en contra del alcalde. A Sergio Fajardo se le exigía abandonar la casa, por ser inmueble de interés público y no privado. En enero del año 2007, el juez Sergio Zuluaga Peña resuelve que el alcalde debe desocupar el inmueble, señala también que el mandatario no puede ocupar la casa sin la aprobación del Consejo de la ciudad, y que las labores administrativas que se han estado ejerciendo desde allí, bien pueden realizarse desde el despacho del Centro Administrativo La Alpujarra.

La decisión del juez desencadenó una ola de apoyo hacia el alcalde por parte de los vecinos. Aquellos, se sentían protegidos con la presencia del burgomaestre, además los intereses por el cuidado de los inmuebles patrimoniales se habían reactivado con la estancia de Fajardo. Algunos habitantes de Prado alegaban que el hecho de que el alcalde morara en aquella casa, le devolvía al sector la
seguridad y el prestigio de años atrás. Además, se le hicieron reparaciones estructurales a la casa la cual se encontraba en muy mal estado antes de la llegada de Fajardo. El resultado había sido la restauración de aquel pequeño castillo de ensueño, que ahora era bien de interés cultural y patrimonial del municipio. Armados entonces de pancartas y arengas en las cuales se expresaba el apoyo al alcalde, los vecinos de Prado levantaron su voz de protesta contra la decisión judicial.

Finalmente, el alcalde pudo terminar su periodo en el castillo. Pero con aquel precedente, la casa paso del anonimato a ser reconocida en la ciudad como La Casa del Protocolo o Casa del Alcalde. Desde el gobierno de Sergio Fajardo, ningún otro alcalde ha vuelto a morar allí, algunos vecinos de Prado guardan la esperanza de que La Casa del Protocolo se convierta definitivamente en la morada y despacho de los primeros mandatarios de Medellín. Esto reactivaría la seguridad del barrio y le daría de nuevo prestancia al sector.

Un barrio de palacetes y mansiones ligados al desarrollo de una ciudad empresarial. Barrio reconocido como el primer laboratorio arquitectónico de la ciudad. Espacio urbano que es fuente de historias, de donde bebemos aquellos que tenemos por oficio descubrir y narrar los procesos, sentires y anhelos que se suceden en el circulo afanoso del vivir y morir. Torbellino interminable donde rueda nuestra especie humana.

Juan Fernando Hernández.

 

 

Picture

Según fuentes periodísticas la casa fue construida en 1937.

1937

Picture

La casa la ocupo el señor Jesús Mora y su familia, una vez este estuvo viudo y sus hijos se casaron el abandona la casa, que al parecer estuvo cerrada por dos años.

1937

Picture

La firma Jesús Mora e hijos Ltda. Venden la casa al señor Julio Santamaría, quien la ocupa con su esposa y sus 12 hijos.

1963

Picture

Los herederos de Julio Santamaría venden la casa a la firma Agudelo y Compañía S en C Rattan Bambu.

1987

Picture

El 22 de mayo el municipio de Medellín adquiere la propiedad con el fin de servir como vivienda al alcalde la ciudad y los actos de representación propios de sus funciones.

1990

Picture

Acuerdo 62 de 1999, POT, articulo 60 declara la casa bien de interés cultural del municipio de Medellín.

1999

Picture

Del 1 al 7 de septiembre se hacen trabajos de adecuación y recuperación de la vivienda, por un valor de 200 millones pesos.

2004

Picture

Alcalde de Medellín Sergio Fajardo Valderrama ocupa la casa con su familia. Allí tiene su despacho, sala de prensa y protocolo entre otros.

2004

Picture

3 de febrero La casa es habitada por el alcalde de la ciudad Sergio Fajardo, pero un fallo del juez Sergio Zuluaga dice que el alcalde debe abandonar la propiedad.

2007

Picture

8 febrero Vecinos protestan apoyando al alcalde. No quieren que este se vaya de la casa. Sergio Fajardo alcalde dice apelará fallo de juez.

2007

Impactos: 37

PLATAFORMA CÉNTRICO