Medellín en su crecimiento urbano, ha ido borrando gradualmente su centro histórico. Solo quedan algunas evidencias arquitectónicas en casas y edificios, hoy convertidos en sede de instituciones o fundaciones que han desplazado el espacio ocupado antes por familias. El Colectivo Hábitat Latente, pretende revisitar de forma crítica el espacio urbano que fundó aspectos memorables del urbanismo de la ciudad. Así surge la iniciativa de un proyecto de investigación – creación, plasmado en un sitio web llamado Céntrico, que nace en octubre de 2017.  La propuesta asume los inmuebles desde un ecosistema vivo que conserve los rasgos de quienes los diseñaron; identifique y catalogue aquellas viviendas declaradas bienes de conservación integral de la ciudad. El proyecto se sumerge en la búsqueda de los propietarios originales de estas residencias habitadas, para establecer una conexión histórica a partir de diversos relatos. Se vincula la narración oral, la participación ciudadana y la colaboración de los habitantes actuales, así como datos puntuales de generaciones anteriores que permiten ampliar el rastreo y reactivar tradiciones familiares, usos y costumbres sociales de una población que ocupó la ciudad de Medellín a principios del siglo XX. El dominio web se plantea entonces como una cartografía alternativa de historias, imágenes, mapas y audios que reconstruyen el anhelo urgente de configurar: Memorias para una ciudad sin memoria

El barrio Prado fue construido a partir del 30 de abril de 1926, está ubicado en la zona centro-norte de Medellín y hace parte de la comuna 10, conocida como La Candelaria; es considerada un área referencial para entender el patrimonio de las ciudades como un remanente a tradiciones, herencias y significados del habitar local con incidencia global.

El área que cobija a Prado, fue declarada como polígono de conservación patrimonial por el decreto 729 del  2007 y en el que se estipulan 261 edificaciones como inmuebles de interés cultural de carácter municipal (BIC) y sobre las cuales se trazan las líneas específicas que definen las zonas de conservación y sus bordes. Complementario al decreto, se crea un Plan Especial de Manejo y Protección (PEMP) que funcione como derrotero para formular las nuevas disposiciones del Plan de Ordenamiento Territorial (POT) que formula los acuerdos pertinentes sobre la disposición del suelo y sus usos territoriales, así como las alturas, tipologías y extensiones permitidas para el levantamiento de edificaciones.

La creación del polígono aún no ha garantizado la supervivencia de las casas, ni la consolidación de un centro histórico; haciendo que las construcciones que hacen parte del archivo arquitectónico de la ciudad y aquellas que fueron escenarios potenciales del desarrollo de vanguardias y movimientos literarios y artísticos como el de Los Panidas, importante fenómeno cultural de inicios del siglo XX, del cual hicieron partes figuras destacadas de la literatura hispanoamericana como Fernando González y León de Greiff estén desapareciendo.

Prado presenta un elevado grado de deterioro con un marcado contraste entre las construcciones antiguas y los nuevos proyectos urbanísticos de corte más minimalista que reemplazan el modelo de vivienda tradicional (horizontal) por un modelo de arquitectura de transición (vertical) que ha incorporado nuevos usos sociales irrumpiendo el sentido estético y simbólico del patrimonio.

La imposición de una arquitectura sobre la otra, da cuenta de que aún no se ha establecido un diálogo, ni una relación entre ellas; abriéndose un debate entre el pasado y el presente, donde se reconoce el avance considerable de las nuevas formas de habitar y concebir la ciudad, pero se pregunta por un pasado que se ha ido borrando, desconociendo su génesis histórica. Resulta entonces, paradójico rastrear lugares y darse cuenta de que han salido del mapa de manera definitiva porque nunca fueron debidamente protegidos, ni restaurados.

Alannath Ocampo, Ponencia:  “Céntrico, memoria para una ciudad sin memoria” en Primer coloquio de jóvenes investigadores sobre estudios de la imagen. “Máquina de imágenes: reflexiones sobre la ciudad” Ciudad de México, Universidad Iberoamericana 2018.

PLATAFORMA CÉNTRICO